Corrit
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

¡Muuuuy buenas!

Estas tres blogueras han tenido la oportunidad de vivir, por una tarde, la tarea que cada viernes la asociación “Bocatas” realiza desde hace 18 años.

CorritLos voluntarios de dicha asociación se sitúan en pleno centro de la Cañada Real, en Valdemingómez, junto a una iglesia abandonada, para repartir comida y bebida a los toxicómanos que acuden a este lugar para comprar droga.

Nuestra primera para fue en el barrio de la Almudena, donde se produjo una breve misa y los voluntarios empezaron a llegar. Finalizada la misa, cogimos los coches y nos dirigimos hacia Valdemingómez.

Ya allí, nos dedicamos a grabar los preparativos de la comida y las mesas para que todo estuviese listo. Pronto comenzaron a llegar toxicómanos que iban a por comida y/o bebida.

A lo largo de la tarde, pudimos hablar y entrevistar a Jesús Granados, ex-toxicómano y voluntario de Bocatas; a “Sebas”, ex-toxicómano y amigo de los voluntarios; a Estíbaliz García, voluntaria; y a Nacho Rodríguez, uno de los fundadores de Bocatas.

La velada finalizó con una fogata, un ritual que los voluntarios siguen cada viernes, en la que rezaron y dieron gracias por todo lo que tienen. Recogieron el “chiringuito” y así, terminó, un día más, la labor de esta gran asociación.

Fuente: Tocando fondo

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
Share
This

Post a comment